COMUNICADO | Preocupa falta de investigación y sanción de los feminicidios en México: OCNF |

 

Ciudad de México a 22 de enero de 2018.

Luego de conocer las cifras difundidas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad (SESNSP) en relación a los feminicidios en México, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) manifiesta su preocupación ante la evidente falta de investigación de las muertes violentas de mujeres como feminicidio, lo que deriva a que estas sean investigadas por otras causales como: suicidio, homicidio, etc.

El pasado domingo 21 de enero el SESNSP hizo pública información sobre Presuntos delitos y víctimas de feminicidio en la que refiere que de 2015 a  2017, las procuradurías o fiscalías estatales registraron 1,640 carpetas que iniciaron una investigación por el delito de feminicidio en México: 389 en el año 2015; 580 casos en 2016, y 671 en 2017, es decir un aumento del 72% entre 2015 y 2017, según los datos difundidos.

Sin embargo, “el subregistro y la falta de investigación de muchos casos, que son investigados por otras causales, deriva no sólo en su invisivilización sino en la impunidad y prevalencia”, advierte el OCNF.

De acuerdo a los datos recabados por el OCNF -a través de solicitudes de información a las procuradurías y fiscalías de todo el país- tan solo en 2015 las cifras proporcionadas por las Procuradurías de Justicia de 19 estados del país, nos indican que de enero a diciembre de ese año  fueron asesinadas 1,595 mujeres, de los cuales 622 casos fueron investigados como feminicidios, es decir sólo un 38 % del total de asesinatos.

En 2016, la información proporcionada por las Procuradurías de Justicia de 16 estados del país, afirman que enero a diciembre  de ese año  fueron asesinadas 1, 455 mujeres, de las cuales 668 casos fueron investigados como feminicidios, es decir sólo un 45%.

Por otra parte, tan sólo en el primer semestre de 2017 (de enero a junio), el OCNF recibió información de 17 Procuradurías de Justicia a través de las cuales registró 914 asesinatos de mujeres en: Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Guanajuato, Nuevo León, Jalisco, Oaxaca, Sonora, Chihuahua, Puebla, Coahuila, Sinaloa, Campeche, Hidalgo Chiapas, Quintana Roo y Colima. Tan sólo el 49%  de los casos es investigado como feminicidio.

De igual manera, en su informe “La violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2016”  la Oficina de ONU Mujeres en México, el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) y la propia Secretaría de Gobernación (SEGOB) afirman que tan solo en 2016 hubo un total de 2,746 asesinatos de mujeres.

En su conjunto, los datos recabados por el SESNSP, organismos nacionales e internacionales, evidencian la prevalencia e incremento de los feminicidios en México, la falta de investigación de los asesinatos de mujeres como feminicidios (desde un inicio) y no por otras causales, así como la necesidad urgente de políticas públicas que contribuyan a la erradicación de la violencia más extrema hacia las mujeres, entre ellas un banco de datos a nivel nacional que permita realizar un diagnóstico sobre la situación real de los feminicidios en cada una de las entidades.

El subregistro, la ausencia y negación de datos, la pérdida de las pruebas, la falta de sensibilización en las y los servidores públicos, la omisión, negligencia, y la falta de voluntad para acreditar el delito, es un obstáculo para identificar, investigar y sancionar los feminicidios con perspectiva de género para poder determinar si hubo o no razones de género en la causa de la muerte.

Pese a la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) 554/2013 sobre el caso de Mariana Lima Buendía en la que el máximo tribunal nacional estableció lineamientos específicos para la investigación en los casos de asesinatos de mujeres y que “todas las muertes violentas de mujeres deben ser investigadas como feminicidio, con perspectiva de género y con base en los estándares internacionales más altos”, la realidad es otra.

Además de su incremento e impunidad, como Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio hemos identificado la agudización de la saña, brutalidad y violencia extrema con la que son asesinadas las mujeres, el uso de diversos tipos de armas y métodos para acabar con sus vidas, un patrón íntimamente relacionado entre la desaparición de niñas y mujeres con el feminicidio, la participación de diversos tipos de agresores, entre otros factores que envuelven la realidad de la violencia contra las mujeres en México.

Pese a las alertas de género que hoy en día han sido declaradas en 13 estados de la República, las acciones para prevenir, proteger y garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia sigue siendo una agenda pendiente, por lo que hacemos un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno a tomar acciones contundentes para erradicar la violencia contra las mujeres y exigimos:

-Tener como prioridad gubernamental salvaguardar la vida e integridad física de las mujeres en México.

-Realizar de manera coordinada acciones interinstitucionales para que de manera eficaz se prevenga y sancione cualquier acto violento hacia las mujeres.

-Investigaciones y sanciones prontas, efectivas y con perspectiva de género.

-Construyan e implementen políticas públicas que contribuyan a la erradicación de todos los tipos de violencia contra las mujeres, entre ellas el banco nacional de datos, alumbrados públicos, entre otras.

-Recabar, analizar y difundir los datos sobre la violencia feminicida en México de manera exhaustiva.

Ante la alerta nacional que significa la violencia feminicida en México el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio estará atento de las acciones que el Gobierno Federal y los gobiernos estatales realicen para su erradicación.

Atentamente,

Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio

Comments are closed.